663.882.181, Inma Pastor | reservas@noblezza.com

Idiomas

Tierra de batalla: las huellas de la Guerra de la Independencia en la Vall d’Albaida

30, julio | Vall d'Albaida | Sin comentarios
Tierra de batalla: las huellas de la Guerra de la Independencia en la Vall d’Albaida

Las tropas francesas entraron en España el 18 de octubre de 1807 en lo que todos pensaban era una travesía para llegar a Portugal e iniciar su conquista. Pero los planes eran de Napoleón eran distintos. Habiendo renunciado Carlos IV y su hijo Fernando VII al trono, tenía vía libre para derrocar a los Borbones e instalar a su hermano en el poder. Pero no contó con que la población se revelaría…

Puede que este relato ya lo conozcáis, ya que la Guerra de la Independencia Española (1808-1814) fue un conflicto fundamental de nuestra historia. Las batallas y la guerra de guerrillas se extendieron por todo el país. También en la Vall d’Albaida, donde la guerra tiene su historia particular. Te hablaremos de las huellas que dejó en esta tierra el conflicto y qué pueblos puedes visitar si te alojas en la Finca Santa Elena y quieres aprender del paso del enfrentamiento entre franceses y españoles en esta época convulsa en la Vall d’Albaida.

En la comarca, la invasión duró unos 17 meses desde que las tropas extranjeras llegaron en 1812, y fue la zona por la que los franceses habían de pasar hacia Alicante para su conquista. Sin embargo, muchas de las poblaciones de la región organizaron resistencia, muchas veces liderada por la Iglesia. Se trataba de unas poblaciones especialmente pobres, que tuvieron que acoger a unos 1600 soldados. Los destacamentos del general Habert se establecieron en pueblos como Alfarrassí, Benigànim, Ontinyent, Albaida y Atzeneta d’Albaida. Mientras, en localidades como Bocairent, Aielo de Malferit, L’Olleria, Beniatjar, El Palomar, Bèlgida, Otos, Carrícola, Ràfol de Salem, entre otros, se establecían los focos de resistencia.

Alfarrassí, por ejemplo, tenía una ubicación estratégica entre las montañas. La Plaza Mayor del pueblo sirvió a las tropas extranjeras como plaza de armas, y un paraje próximo al pueblo, como lugar de tiro de artillería. Albaida también adquirió un gran protagonismo durante la Guerra de la Independencia, ya que fue uno de los principales focos de lucha y resistencia armada.

Por su parte, Adzaneta d’Albaida fue otro punto clave. En abril de 1812, tuvo lugar la Batalla del Raboser, un hecho histórico que aún se conmemora en las Fiestas de Moros y Cristianos del municipio. Los grupos guerrilleros, sin armas ni experiencia, que actuaban en las montañas, atacaron un destacamento que se encontraba allí, con un resultado desastroso para los locales. La batalla se conoce con este nombre porque el barranco del Raboser, en el término de Bèlgida, fue donde se replegaron los combatientes. Muchos fueron asesinados, muertos en combate o hechos prisioneros por la superioridad militar francesa. La represión posterior que aplicarían sobre la población también debilitó la comarca.

Si os alojáis en la Finca Santa Elena, os invitamos a hacer excursiones por la zona y recorrer algunos lugares claves como las montañas, el barranco, o los pueblos que tuvieron destacamentos franceses. Con el encanto antiguo que tienen estas localidades, seguro que acabaréis imaginando con claridad todo lo que sucedió allí.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha