663.882.181, Inma Pastor | reservas@noblezza.com

Idiomas

Actividades artesanales en la Vall d’Albaida

06, junio | Vall d'Albaida | Sin comentarios
cesteria

La Vall d’Albaida es una comarca llena de sorpresas. La comida, sus productos autóctonos o su historia nos pueden acercar a sus costumbres y tradiciones más arraigadas, muchas veces desconocidas pero no por ello menos apetecibles. Hoy queremos daros a conocer una parte más del corazón de esta zona, a través de su artesanía y artículos locales. Un itinerario por los productos locales de la Vall es una gran oportunidad para descubrir el valor de toda esta rica cultura y ponerse en contacto directo con su identidad.

Se realizan aún hoy en día muchas actividades artesanales y elaboración de productos típicos en cada localidad. El textil, por ejemplo, siempre ha sido una de las actividades tradicionales de la comarca. Y no es solo un trabajo reciente, sino que se remonta a la Edad de Bronce en esta zona, siguiendo con la época de dominio islámico, cuando se desarrolló la manufactura textil de lana en Ontinyent y Bocairent. Los ríos que pasan por la comarca es una de las principales razones del desarrollo de este tipo de actividad. Y es que la construcción de infraestructuras hidráulicas ayudaba en la labor. Aunque se han sucedido muchos altibajos en esta actividad hasta la actualidad, hoy pueblos como Ontinyent, Aielo de Malferit, Agullent, Albaida –especializado en textil del hogar- y Bocairent –donde se continúan fabricando sus famosas mantas- continúan dedicándose al textil y los tejidos, y allí se pueden adquirir edredones, cubrecamas, sábanas y cualquier otro tipo de ropa de hogar.

También son muy representativas de esta zona actividades tan antiguas y tradicionales como la cestería de mimbre. A pesar de la antigüedad de la cestería en la historia de la humanidad, nunca ha dejado de interesar al público. En Aielo de Malferit  se trabaja esta fibra vegetal desde principios del siglo XX, cuando se hacían fundas para las garrafas de vidrio y otros productos como roperos, baúles, butacas… En esta localidad todavía siguen dedicándose a ello algunos artesanos y se pueden comprar los cestos y muebles que fabrican a mano.

Otras tareas dedicadas a las fibras vegetales son, por ejemplo, las que se realizan en localidades como Atzeneta de Albaida con el trabajo del esparto. Cuando hacía mal tiempo para salir al campo, era común que los agricultores  se dedicaran a trabajarlo. En esta localidad aún podéis encontrar en algunos talleres productos hechos a mano con esparto, como esteras o capazos, que se exponen en importantes ferias de artesanía.

En Albaida, sigue siendo muy importante la industria de la cera. Las empresas de tipo familiar y tradicional se mantienen hoy en día. En el pasado, era utilizada cera de abeja para la fabricación de cirios para alumbrar el hogar. Hoy en día, se pueden adquirir velas de diseño, perfumadas y para rituales religiosos. En otra localidad, Agullent, además de ser también conocido por el textil y la industria de la cera, es sobre todo famoso por la fabricación artesanal de las pelotas para el juego de pilota valenciana. Es una tradición transmitida de padres a hijos y tienen el reconocimiento de los jugadores.

De una rica cultura nacen los productos artesanales y típicos de un pueblo, a la vez que estos mismos ayudan a conservarla, a mantener técnicas tradicionales y la identidad comunitaria. Por eso, es necesario protegerlos y fomentarlos. No es solo bueno para la economía local de la zona, sino que además beneficia al comprador, que puede saber qué personas han creado los productos y de dónde vienen. Si visitáis uno de los pueblos de la Toscana Valenciana, os animamos a que descubráis también la artesanía local de la que os hemos hablado y a que os llevéis una grata sorpresa con ellos.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha