663.882.181, Inma Pastor | reservas@noblezza.com

Idiomas

Día de ruta en Banyeres de Mariola: recorriendo fuentes y manantiales

28, noviembre | Actividades | Sin comentarios
Día de ruta en Banyeres de Mariola: recorriendo fuentes y manantiales

La naturaleza que rodea la villa de Banyeres es de lo más especial. Por eso, esta vez os traemos dos de las rutas senderistas que discurren por esta zona, y que destacan por su vegetación y tranquilidad. A través de ellas recorreremos esa geografía de sierra tan marcada por el río Vinalopó y el bosque mediterráneo. También encontraremos tesoros como excavaciones naturales en la roca, fuentes o miradores desde donde contemplar la unión de montañas del Valle de Biar, de Mariola y de Albaida. Desde la Finca Santa Elena, a solo media hora de trayecto de la localidad, os recomendamos estas rutas para vuestra escapada de fin de semana.

En primer lugar, destaca la ruta PRCV-4, una ruta de corto recorrido perfecta para realizar con los más pequeños, ya que el terreno de la senda no tiene grandes accidentes ni pendientes, y existen varios lugares donde detenerse para descansar. Las fuentes y manantiales que hay a su paso aseguran buenos sitios para hacer una parada y recargar fuerzas. Esta ruta comienza en el propio cementerio de Banyeres, desde donde se cruza la carretera y se encuentra el primer cartel indicador. El camino nos lleva cerca de un depósito de agua y de una fuente, desde donde se continúa por una senda que lleva al río. Hay que seguir el barranco hasta la Font de la Coveta, lugar conocido por ser el nacimiento del río Vinalopó, aunque se trata en realidad de uno de los manantiales más importantes que lo alimentan.

Después, continuamos por la antigua carretera de Alcoy-Banyeres y se sigue en dirección a Onil, cruzando un puente y desviándose hacia la izquierda el camino. Encontraremos también la llamada Font del Sapo, donde se puede parar a descansar, y seguiremos hasta la Font del Teularet de Roc, que tiene una interesante abertura en la roca. Desde allí es desde donde se baja por una senda al Molí de L’Ombría, un área recreativa con mesas, columpios y otros servicios para pasar un rato agradable, y donde también se encuentra una bonita fuente de agua. Cruzando el puente y caminando hacia la izquierda, finalmente se llega de nuevo al casco urbano de Banyeres.

La segunda ruta de la que os vamos a hablar es la PRCV-313, que tiene un poco más de dificultad, y que se inicia precisamente al final de la ruta anterior, en el Molí de L’Ombría, que se encuentra a medio kilómetro del casco urbano de Banyeres. Desde allí, hay que subir el río por su parte derecha, encontrando al paso antiguos edificios industriales como el partidor de aguas. Después de una subida, hay que seguir el camino trasversal que surge y seguirlo por la izquierda hasta una zona de densa vegetación, donde se encuentra el llamado Barranquet dels Pinarets. Desde aquí, el área se convierte en un mirador natural desde el que contemplar el valle. Más tarde, iremos en sentido contrario a la Font de la Coveta, continuando por un ancho camino hasta una encina centenaria, otro de los grandes atractivos de la ruta. Hay que abandonar entonces el camino principal y seguir por la derecha, una senda ascendente done abundan los pinos y donde veremos al paso los campos de almendros y oliveras.

Llegaremos así a la sierra de la Fontanella, y seguiremos encontrándonos con interesantes edificaciones, como el Mas de la Foia Rodona, ruinas de otras masías o un horno de cal. Después del horno, hay que abandonar el camino hacia la derecha para subir por un sendero algo empinado que nos llevará a La Blasca, la zona de más altura de esta sierra, desde donde el paisaje es espectacular. Desde allí, se debe bajar de nuevo y seguir el recorrido en descenso hasta el Mas de Perolit. Entonces hay que continuar por un camino ancho hasta ver la localidad de Banyeres a lo lejos y la Ermita del Santo Cristo. De forma paralela al río, veremos también las ruinas del Molí Pont y el Molí Sol, restos de la cultura industrial de Banyeres. Finalmente, atravesaremos un puente y llegaremos al punto inicial, el Molí de L’Ombría.

Esperemos que os sirvan estas rutas y que lo paséis muy bien en vuestro recorrido. ¡Y no olvidéis contarnos la experiencia!

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha